Translate

Mis primeros dibujos.

No hay camino...

No hay camino para la paz, la PAZ es el camino (Gandhi)

lunes, 9 de marzo de 2009

Nunca se sabe...

Recuerdo que cuando yo era niña y una jovencita la mayoría de la ropa nos la hacíamos en casa, sobre todo la femenina, vestidos, faldas, blusas, camisones, pantalones, faldas-pantalón, etc. Más tarde las cosas cambiaron, la economía de las familias podía asumir el comprar la ropa confeccionada. Al principio se compraba en un comercio y se pagaba poco a poco, cada semana o cada mes se abonaba una cantidad hasta saldar la deuda. Luego llegaron a las ciudades y a los pueblos los mercadillos y en ellos se encontraban verdaderas gangas, lo que hacía que cada vez la costura se fuera dejando de lado, pues no compensaba el trabajo más comprar las telas, hilos, botones, cremalleras, etc, cuando se podían adquirir las prendas a bajo precio. Por último aparecieron las tiendas de los veinte duros y ahora las de los chinos, donde se encuentran todo tipo de prendas.

20 comentarios:

Sabela dijo...

El resultado no podía ser de otra forma ¡precioso!, el diseño único, la modista la mejor, el recuerdo de la fiesta perdurará en ella porque unas manos todo amor la envolvieron con este modelo todo esplendor.
De tus manos puede salir lo que te propongas ¡felicidades!.
Abrazos.

Adrisol dijo...

que sábes de todo,querida amiga...........creo que no debes preocuparte por la crisis!!!!!
nunca faltará el pan en tu mesa, mientras haga todo tan bien................felicitaciones

un fuerte abrazo, reina

DePaco dijo...

El vestido, precioso. Tu hija, seguro, preciosa (¡seguro!). Y tu bien hacer, en parte gracias a la buena maestra de tu madre y a tu capacidad, han puesto el resto.¡Seguro!

Ana dijo...

Una maravilla, la rosa no podía ser de otra manera....Precioso trabajo.

Sandra... dijo...

Ayyy Conchi, estate segura que ese vestido ella lo recordará por siempre!!
Mi abuela me hizo mi primer vestido largo para la primera fiesta de 15 años que tuve de una amiga y que hacía un fiestón!!!
No te imaginás mi ilusión!! Ese vestido estuvo listo un mes antes de la fecha y recuerdo que estaba en el maniquí y cuando venían mis tías, primas, o alguna vecina, mi abuela lo mostraba toda orgullosa y la verdad es que era precioso!!
Esas son cosas que no se olvidan Conchi y te digo la verdad?? Me encanta la tecnología, la comodidad de los aparatos ultra modernos... pero si tuviéramos que volver a como trabajaban nuestras abuelas, yo no tendría ningún problema!! Creo que una parte mía está anclada en el 1900 (otra vida?) y por eso me gusta tanto coser a mano, bordar, cocinar, etc.
Sería "el lado bueno de la crisis", quién nos dice no??
Un beso amiga, muy buen lunes♥

Julia dijo...

Hola Conral, leyendo tu post casi lloro, ya que me has hecho recordar a mi querida madre, ella me hacia toda la ropa cuando yo era pequeña, y sin patrones como tu, todo a ojo, incluso cuando era adolescente, le hacia que me hiciera cosas que veía en las tiendas y me gustaban, más tarde cuando me case, me hizo todas las cortinas de mi casa, y un montón de cosas más, cojines, trapos de cocina y los baberos de mi hija mayor que los guardo como oro en paño.
En fin la pena es que se fue y yo zopenca de mi no aprendí nada.
Besitos y a seguir cosiendo así de bien

ada dijo...

Bueno… Yo ya creo que me confundo de persona y que tú no eres tú. ¿Cómo haces para multiplicar las horas y tener tiempo a tanto?

También mi madre nos hacia los vestidos y abrigos, figúrate, siete niñas en casa y con el sueldo de un maestro de la época; recuerdo que nos vestía dos a dos iguales o tres, le salía más barata la tela o la aprovechaba mejor.

Como me toque coser, voy de culo (con perdón) sólo lo mínimo. Menos mal que no tengo niñas.
Te ha quedado precioso el vestido. Ya me figuro a tu niña preciosa presumiendo de lo artista que es su madre.
Mil biquiños

La Rubia dijo...

Me adoptas como hija??? Es una moneria de vestido, y la idea de tu hermana del fular muy acertada. Con ese toque pintado ha quedado precioso!! Mi mas sincera enhorabuena. Un trabajo meravilloso y muy tierno. Seguro que tu hija no lo olvidara nunca y que se lo enseñara a tus nietas con orgullo diciendoles "este vestido me lo hizo mi madre a mano"... lo que mas me gusta de las cosas hechas a mano y con tanto cariño, es que son diseños exclusivos. Besotes gordos!!

Elsis dijo...

Querida amiga, cuando digo que sos una bella genio no me equivoco, ese vestido ha quedado espectacular, felicitaciones tesoro!

Tu hija debe estar orgullosa de la madre que tiene y seguro que algún día recordando este momento ella hará lo mismo.

Besitos, preciosa!

Mª DEL CARMEN dijo...

Precioso vestido y preciosos los complementos, leyendote se me han venido a la memoria muchos recuerdos.
Tu hija recordara siempre, el vestido y con el cariño que se lo has hecho
Besos Mary

AFRICA dijo...

También coses. Conchi eres increíble. A mi que me gusta hacer de todo, coser me horroriza y el motivo es que lo hago fatal. Cuando éramos pequeñas, todavía estábamos en la escuela, nos mandaron a aprender a bordar a mi hermana mayor y a mi. Ella terminó bordando unas sábanas preciosas y yo no pasé del trapo y los bodoques. Hago lo que puedo con los botones y poco mas.

Un beso

EVA dijo...

Ojalá, por el bien del planeta y su futuro, nuestros armarios se despejaran y aprovecharamos mejor lo que tenemos.
El vestido... único, ¿te parece poco?

Rosa dijo...

QUE PRECIOSIDAD!!! Me encanta el vestido y mucho más la historia que va asociada a el. La verdad que hay muchas cosas que se van perdiendo y una de ellas es estas: hacerte la ropa.
Para mi ir a las clases de corte y confección hace un par de años ha sido de lo más práctico y le estoy sacando un partido extraordinario.
También recuerdo a mi abuela y a mi madre, haciendo y deshaciendo ropa para aprovecharla....
Muchos besitos...

La Calderón dijo...

Hola querida Conchi, aquí estoy resucitando. No he andado muy bien de salud, pero ya todo va un poco mejor. Después de tanto tiempo, estoy de visita en tu blog
¿Y mira lo que me encuentro?

No, si cuando yo digo que tú has hecho un arreglo con Dios y te ha concedido días de cuarenta y ocho horas, debe ser así, seguramente, además de concederte una genialidad irrepetible.

¡¡Qué magnífico ha quedado el vestido de tu hija, y el fular(aquí le decimos: chal) de tu hermana!! Y la rosa que le has pintado ¡¡Preciosa!!
Pués te cuento, cuando yo era más jóven, además de trabajar para sostener el hogar, también le confeccionaba la ropa a mi hija, y hasta los mamelucos les hacía a los varones, me acuerdo que les confeccionaba unos enteritos que parecían trajes de astronautas a los varones, para que no se ensuciaran tanto, y a la niña, unos guardapolvos a los que se le llamaban "traje de pintor", y todo para proteger la ropa de abajo.
Alguna vez también me he confeccionado para mi, lo que más he hecho es tejer, ha sido como una terapia....¡¡Bueno, somos capricornianas!! ¡¡Joder!!
Te envío un fuerte abrazote amiga, y siempre te voy a agradecer los momentos tan lindos que hemos pasado en el viaje ¡¡Qué humor!!
Susana..............

Malole's dijo...

Que maravilla de relato nos cuentas Conchi,además de ser la realidad y parte de tu historia,esa misma historia la tenemos en muchas de nosotras,yo además he sido modista,empecé haciendo ropa para niños que diseñaba yo misma,después cosía también para las madres y así me tiré muchos años,toda mi ropa me la hacia yo y disfrutaba con cada puntada que daba,aunque yo simpre compraba lo justito de tela,pues no podía derrochar en aquellos días y con cualquier retal me hacia un vestido.Ahora como ha cambiado todo,tenemos los armarios abarrotados de ropa,tienes razón quizás tengamos que volver atrás,pero a mi no me importaria en absoluto.
Tu hija estará encantada con el vestido,se ve precioso con esos detalles,pero me hubiera gustado verlo entero,debe ser una monería.Que pases una feliz semana amiga.Besitos

galle dijo...

Que buena mano tienes y que bien escribes, me he sentido transportada a tu casa y te he visto cosiendo ese vestido, también he visto el brillo en tu mirada mientras recordabas a tu madre cosiendo. Yo también recuerdo a mi abuela y a mi madre cosiendo y como no a mi misma no hace tanto tiempo haciendo lo mismo. Después de leerte me alegro de recordar que sé coser, los tiempos de crisis asustan y si me tengo que conformar con la ropa del ropero voy apañada (no entraria en ella, tu ya sabes lo que cambia un cuerpo) jajaja. Los detalles de las flores geniales, la idea de tu hermana también. Imagino a tu hija preciosa con ese vestido. Bicos.

Margarita dijo...

Caray, Conchi, me he emocionado leyendo tu historia, porque me has evocado la imagen de mi madre cosiendo. Cuando me casé, en la gran crisis anterior a esta, en los ochenta, también me tocó darle a la aguja, aprendiendo con la ayuda de ella. Y te digo una cosa, creo que una aprende a valorar más las cosas que de verdad importan en momentos así. Ahora la mitad del armario nos sobra, y no sabemos qué ponernos, es cierto.

Bueno, hacía tiempo que no entraba, porque he estado ausente de la virtualidad, por problemas de salud de mi padre. Y es un gusto reencontrarme con tu blog. Siempre con cosas tan bonitas y tu humanidad.

Un beso,

Margarita

Conral dijo...

He visto que muchas compartís la aficción por la costura o que valoráis este "deporte". Me agrada haber traído el recuerdo de nuestras madres o abuelas. Ellas siempre estarán presentes en nuestras vidas.
Un abrazo y gracias por vuestro cariño.
Conchi

Blanca dijo...

¡Pero Conchi, no se te resiste nada...!
El vestido tiene una pinta estupenda, seguro que tu hija estaba guapísima!!!!, el detalle de la flor pintada me gusta mucho.
Un abrazo.

Maxi dijo...

¡Qué te voy a decir de esta maravilla! ¡Me encanta!!Te ha quedado muy elegante y muy fino. Tu hija lo luciría como nadie.
Además, que razón tienes con todo lo que dices. Me siento identificada, por que yo misma hacia todo eso que dices, junto con mi madre. ¡Fueron tiempos bonitos!
Me has quedado nostálgica y se me "agolpan" muchos recuerdos en la cabeza.......
Un gran abrazo guapa y mi más sincera enhorabuena por esas manos que tienes.

Caleidoscopio (acrílicos)

Etiquetas

24 de marzo (1) Adornos navideños (1) Alcázar de los Reyes Cristianos (1) Año 2012 (3) Baúl de José Mª (1) Boda (3) Bolsas de plástico (1) Bordados (1) Botellas de cristal (9) Botellas de plástico (5) Bricks decorados (7) Cajas de cartón (10) Cajas decoradas (12) Cajitas de papel (2) Calabaza decorada (1) Canasto (1) Canutos de papel (16) Capilla mudéjar (1) Carboncillo (9) Cartón (2) Casita de bricks (1) Citas. (1) Collage (1) Córdoba (9) Costura (4) Cruces de mayo 2011 (1) Cuadro en relieve (1) Cuentas de papel (2) Cuento. (1) Decorados-teatro. (2) Dibujo a lápiz (26) Dibujos (9) Dibujos. (3) El fracaso escolar (1) El que siembra... (1) El Zoco (1) Encuentros Enredados (2) Esparto (1) Este pueblo tiene "guasa" (1) Flores con cinta de raso (2) Flores de bolsas de plástico (1) Flores de papel (5) Flores secas (1) Fotos (4) Fotos transferidas en tela (1) Ganchillo (22) Garabatos (2) Globo (4) Góngora (1) Graduación (1) Hilos de cobre (26) Ilusiones ópticas (1) Jóvenes emprendedores (1) Kumihimo (1) la coeducación (1) La Sinagoga (1) Lápices de colores. (2) Letrillas de carnaval (1) Libros envejecidos (14) Literatura (1) Macramé (10) Maimónides (1) Manualidades. (54) Máscaras (6) Materiales de desecho (1) Media (8) Medina Azahara (1) Mis dibujos (1) Mis manualidades '06-'08 (1) Mis Manualidades del 2009 (1) Mis pinturas '06-'08 (1) Mis pinturas del 2009 (1) Mural en tela (2) Murales (6) Naif (1) navidad 2014 (1) nevada 10-01-2010 (1) Nieto (6) Ojo de dios (2) Oleos (20) p (1) Palmito (4) Papel de aluminio (4) Papel trenzado (3) Paso a paso (6) Pasta cartón de huevos (1) Pasta de modelar (3) Pasta de papel (1) Pasta de relieve (1) Pastel (24) Patios 2010 (1) Patios 2011 (1) Patios 2012 (1) patios 2013 (1) Pendientes (14) Pintura abstracta (19) Pintura acrílica (5) Pintura acrílica al agua (51) Pintura con espátula (5) Pintura de dedos (1) Pintura en cristal (6) Pintura en tela. (21) Pintura subrrealista (1) Pinturas de mi hermana. (1) Pirograbados (12) Plantas (9) Plástico (1) Poemas. (17) Pps (6) Pulseras (11) Punto de cruz (2) Puzzles (2) Quilling (3) Recetas (3) Reflexiones en voz alta. (29) Regalos (23) Regalos (premios) (21) Relato corto. (3) Restauración (10) Retrato. (42) Retratos a lápiz (18) Retratos de fotos antiguas. (20) Reutilización (65) Rute (3) Serpentinas (1) Sorteos; Rosas (1) Tapiz con lanas (2) Tarros de cristal (13) Teatro. (6) Tiras de tela (1) Trabajos con papel de periódico (19) Trabajos de mi madre (3) Trabajos de mi padre (28) Trabajos de mi suegro (1) Trabajos de Sole. (1) Trapillo (7) Turismo móvil (1) Vainicas (1) Zapatitos transformados (1)

Entradas populares